¿TE GUSTARÍA PODER OLVIDARTE DE TU INTOLERANCIA A LA LACTOSA?

 

Hola y bienvenid@ a este grupo de intolerancia a la lactosa; un grupo de personas menos intolerantes, tolerantes y ex-intolerantes, que han aprendido de su historia y sienten su poder frente a la intolerancia a la lactosa. Soy Xenia Martínez, experta en intolerancia a la lactosa, emprendedora, blogger, coach emocional y madre de familia. Mi misión es ayudar a personas con intolerancia a la lactosa para que puedan consumir todo tipo de lácteos, llevar una vida normal y olvidarse de las molestias digestivas. No te conformes con una vida de restricciones o molestias, te mereces lo mejor y estoy aquí para ayudarte.

TE ACOMPAÑO A DESCUBRIR LA CAUSA DE TU INTOLERANCIA PARA PODER DARLE LA VUELTA A LA TORTILLA, CON HERRAMIENTAS PARA QUE PUEDAS DESPEDIRTE DE TU INTOLERANCIA Y TENER UNA VIDA MÁS CÓMODA, CENTRÁNDOTE EN LO QUE REALMENTE IMPORTA.


¿SIENTES QUE TU VIDA GIRA EN TORNO A EVITAR LA LACTOSA? 

Te entiendo perfectamente porque yo he pasado por lo mismo y sé lo que es no poder tomarte tu dulce favorito, o quedarte mirando al resto del grupo mientras disfrutan de ese helado en plena tarde de Agosto, o que te inviten a comer a casa de unos amigos y se les olvide que eres intolerante a la lactosa, o tener que conformarte con un café sólo en lugar de un capuchino o un café con leche y pensar que debes resignarte a ello. Cuando en realidad la intolerancia tiene solución, existen formas de poder llegar a un equilibrio. Existe una causa que se puede identificar y resolver para permitirte una vida mejor.

¿TE SIENTES TODO EL DÍA MAL, INTENTANDO IGNORAR TUS MOLESTIAS DIGESTIVAS?

Te entiendo, porque aparte de evitar la lactosa, en mi caso yo tenía lo que llaman “intestino irritable“, lo cual se manifestaba hiciera lo que hiciera, comiera lo que comiera, y eso me llevaba a sentirme todo el día hinchada y con molestias a la hora de ir al baño. También sé lo que es dejarte llevar por el deseo de comerte algo con lactosa y llegar a arruinar tu día o mejor dicho, tu semana, literalmente con dolores y calambres abdominales que se hacen notar, cambiando tu humor y tu energía para hacer cualquier cosa que te propongas, mientras aparentas que tu vida es normal o a lo mejor optas por contarles a todos lo mal que te encuentras ese día y te vas a casa para evitar ese desgaste. Sin saber que no tienes porqué resignarte a ello. Que la intolerancia tiene solución. Siempre que estés dispuesto a poner de tu parte, tomar la total responsabilidad de tu vida y realizar un recorrido en el que vas a aprender de tu propia historia y liberar ciertas cargas emocionales. Será un placer ayudarte a lograr tu meta con el contenido que comparto y con mi programa de acompañamiento

MÁS SOBRE MI
RECURSO GRATUITO
TRABAJA CONMIGO
CONTACTO