See English version
Gripes y resfriados
Pinchar imagen superior para ver video 🙂

Descubre el sentido biológico de la gripe y el resfriado, porqué nos resfriamos, porqué hay personas que se resfrían con frecuencia y cómo acelerar la recuperación o minimizar futuros resfriados.

Recuerda que cada persona requiere un análisis individual de sus propios bloqueos emocionales y que este contenido es orientativo para empezar tu propia auto-indagación y descubrir cómo vivir tus síntomas como algo propio para así, ser cada vez más consciente y tener un mayor control sobre tus emociones y tus síntomas. Siempre de forma complementaria a tu tratamiento médico.

La gripe o el resfriado puede aparecer por diversos motivos. Ante las mismas condiciones, hay personas que se resfrían y otras que no. ¿Te has planteado alguna vez a qué se debe esto?

En primer lugar, la gripe o el resfriado pueden deberse a una creencia, por ejemplo, de que, si te acercas a otra persona que está resfriada, o a una corriente de aire frío, o simplemente por un cambio de temperatura, te vas a enfermar. Desde luego el resfriado aparece confirmando esa creencia. Nuestro cuerpo está preparado para protegernos del frío salvo que haya un motivo o una predisposición. Así que ahora que llega el frío, por lo menos aquí en Holanda donde yo vivo y si aún estás en una zona de calor, prepárate para cuando llegue y cuida tus creencias.

En segundo lugar, también puede aparecer como solución a algo que quieres evitar, ya sea por cansancio o por desgana, por ejemplo, una reunión familiar o de trabajo, una semana complicada en la oficina o bien un compromiso que en tu interior no sabes cómo evitar. Tu organismo desarrolla esta solución para que tengas el motivo perfecto y que todos entenderán para no asistir o reducir tu implicación en algo. Aquí ayudaría el poder alinear aquello que sientes con aquello que piensas, dices y haces en tu día a día. Establecer límites en aquello a lo que te comprometes basados en tus verdaderas necesidades. Sobre todo si esto se repite frecuentemente.

En tercer lugar y en función de los síntomas del resfriado y analizando el sentido biológico del órgano afectado y de cómo nuestro sistema busca siempre la mayor coherencia posible entre nuestro estado interior y exterior, podemos hablar de otros conflictos que pueden desencadenar el resfriado. Normalmente el conflicto tiene que ver con algo que percibes a través de esos sentidos que están enfermando; por ejemplo:

Si se presenta obstrucción en la nariz, la cual, en la historia evolutiva del ser humano, representaba la función de orientación a través del olfato, de si algo huele bien o mal, para acercarme o alejarme de ello. Podría ocurrir que algo de tu alrededor te molesta, no te huele bien y te quieres alejar de ese “olor” taponando tu nariz como solución.

Si se presentan molestias en la garganta, podría ser que algo que has vivido, no lo quieres tragar o aceptar o no sabes cómo tragarlo, o bien te has tragado algo que te han dicho o hecho en contra de tu voluntad.

Si se presenta tos, podrías estar expresando con ella, lo que no has sido capaz de expresar cuando lo has necesitado en su momento o bien puedes haber dicho algo de lo que ahora te sientes arrepentida. Tu cuerpo tose para solucionar una falta o un exceso de comunicación.

Al presentarse un dolor o infección de oídos, podrías haber oído algo que te resulta doloroso.

La fiebre, podría indicar que te sientes fría (falta de calor o amor) referente a una situación vivida. O a un shock que te ha dejado literalmente “helada”, esta expresión puede haber sido interpretada por tu subconsciente, el cual te protege subiendo tu temperatura corporal y causando la fiebre. La fiebre también puede deberse a un estado de ira o enfado. “me he calentado con esta situación”

Por lo tanto, en estos casos, la solución que puede ayudar a acelerar tu recuperación sería la de identificar qué situación te ha causado el resfriado y tomar conciencia del mismo, aceptando tus emociones y utilizando las mismas a tu favor para producir un cambio en ti misma que evitará que se vuelva a repetir este tipo de situación. Al identificar el conflicto como algo que has proyectado tu misma aunque parezca algo externo, ese cambio de percepción junto al agradecimiento de la experiencia como herramienta de tu desarrollo personal, te liberará de la emoción negativa inicial. (Ver videos anteriores de Conciencia de unidad y como liberar emociones negativas).

Cuando aprendemos a identificar estas emociones y a procesarlas de esta manera, evitaremos este tipo de conflicto interno que nos podría hacer enfermar.

Recuerda, ¡Tu cuerpo te habla!.

Si te ha gustado el video no dejes de darme un like, compártelo en tus redes sociales y si tienes alguna duda o sugerencia no dejes de contactar conmigo para darte respuesta y ayudarme a crear más contenido.

¿Tienes INTOLERANCIA A LA LACTOSA? Ayudo a personas con intolerancia a la lactosa a poder consumir todo tipo de lácteos y llevar una vida normal, sin preocuparse de las molestias digestivas.

Descárgate la guía “Los 4 pasos para sanar tu intolerancia a la lactosa” o si conoces a alguien con este problema, ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *