Xenia MartinezMi nombre es Xenia Martínez y ayudo a personas con intolerancia a la lactosa a poder consumir todo tipo de lácteos y poder llevar una vida normal, olvidándose de las molestias de la intolerancia.

¿Estás cansado de evitar los lácteos? ¿Tienes dolores de barriga que te impiden concentrarte? ¿Te apetece tomarte tu lácteo favorito sin arruinar tu día o sin el coste extra de tiempo, energía y dinero de buscar productos especiales sin lactosa?

TE PUEDO AYUDAR A ELIMINAR TU INTOLERANCIA A LA LACTOSA

En mi caso yo he sufrido esta intolerancia desde que era una niña y durante 38 años. Al principio no la tenía identificada y me sentía frustrada, con dolores de barriga crónicos, calambres, hinchazón y hasta descomposición. Así estuve hasta que identifiqué la intolerancia ya a mis 34 años, entonces mi vida giraba en torno a evitar los lácteos.

Un día le gané la batalla a la intolerancia. Descubrí que las emociones y pensamientos juegan un papel muy importante en nuestra salud. Que cuando un síntoma se hace crónico, siempre tiene una base emocional. Y, tras un proceso de auto-indagación y de trabajo a nivel personal, logré sanar mi intolerancia y ahora puedo tomar todo tipo de lácteos y sentirme bien, llevando una vida normal.

Mirando hacia atrás en el tiempo, yo también me sorprendo de no haber identificado mi problema antes. Sin embargo, todo pasa siempre por algo. Las cosas ocurren como y cuando tienen que ocurrir principalmente para nuestro aprendizaje y evolución. Y así fue.

No se trata de olvidar todo lo que has aprendido de la medicina, sino de combinar un buen tratamiento médico, con una buena gestión emocional de tus síntomas. Tratar cuerpo y mente de forma holística porque de hecho está todo conectado y todo afecta. De nada sirve tomar pastillas y poner un parche. Si existe un síntoma, es porque existe algo que podemos cambiar o liberar para poder llegar a ese equilibro necesario para funcionar correctamente.

Sentirnos responsables de cómo nos sentimos es mucho más enriquecedor y didáctico que depender solo de factores externos. Sentirnos bien por dentro hará que podamos sentirnos bien por fuera. Esa es, por mi experiencia personal, la clave de la salud.

Por eso he creado una mini-guía gratuita con los 4 pasos para sanar tu intolerancia a la lactosa, la cual considero muy valiosa, yo no contaba con una herramienta así cuando tenía este problema. En mi caso, me sané de forma auto-didáctica, gracias a todo lo que me había documentado por interés personal y gracias a mi intuición y sentido común. Pero ahora, tras estudiar cómo funciona el cerebro en relación a la intolerancia y las técnicas que existen para nuestro bienestar, considero que debo compartirlo. Esto es infinitamente más de lo que yo tuve cuando me sané. Y es mi forma de devolver al mundo mi granito de arena.

Escríbeme si tienes alguna duda sobre cómo sanar tu intolerancia a la lactosa.

¡Me encantará conocer tu historia!

 

DESCARGA LA GUÍA
VUELVE A INICIO
CONTACTA CONMIGO
TRABAJA CONMIGO