See English version

Descubre los 3 pasos estratégicos con los que podrás, no sólo superar tus conflictos, si no algo todavía mejor, darle la vuelta a la tortilla y evitar que se repitan.

Normalmente cuando tenemos un problema, si no guiamos nuestra mente, podemos incluso empeorar la situación, así que, no lo dudes más y pon atención a los siguientes pasos para poder superar ese problema que te tiene preocupada.

Paso 1 – Agradecimiento; Agradece tu problema. Así como lo oyes, aunque te parezca una locura, agradece eso que te está causando frustración, miedo, dolor o rabia. ¿Y porqué agradecer? Porque la causa por la que te ocurre una situación aparentemente negativa, es normalmente para guiarte, hacerte aprender algo, ayudarte a perdonar algo, cambiar algo o incluso para resolver algo. Es una oportunidad de desarrollo y agradecerla es la única manera de poder aprovecharla.

Para entender este paso, te pondré un ejemplo llevado al extremo opuesto o absurdo. Por ejemplo, te despiden del trabajo y te sientes una víctima, te dedicas a quejarte o a pensar que la vida es injusta y que no hay solución. La vida, lo que te está otorgando con el conflicto es una oportunidad de desarrollo personal, pero si te quejas o no quieres verla, tu misma estarás negando un resultado positivo. Podría ser que al cabo de un tiempo tuvieras un trabajo mejor, más alineado con tus cualidades y con mejores condiciones. En una posición de víctima, seguramente no podrías enfocarte en aprovechar esta oportunidad.

Paso 2 – Aprendizaje; según experimentos científicos, hay mas de un 90% de probabilidad de que el motivo por el que estamos en este mundo sea para APRENDER. Por lo tanto, te planteo el siguiente ejercicio: Imagínate por un momento que antes de nacer, decidiste venir al mundo para aprender ciertas cosas, decidiste qué situaciones ibas a vivir para poder aprenderlas, decidiste qué personas iban a ayudarte y qué rol iban a desempeñar en tu vida para ello. Y si no aprendieras tu propósito, decidiste qué situaciones parecidas volverías a vivir una y otra vez hasta cumplir tu propósito de aprendizaje o quizás volver en otra vida. ¿Estás metido en el papel? Pues ahora piensa o escribe en este supuesto, por qué motivo decidirías que querrías vivir esta experiencia, ¿qué necesitabas aprender de ella y de las personas implicadas? No te preocupes si no se te ocurre ninguna, la simple intención de querer encontrar un aprendizaje, te hará cada vez entender más y más de tu experiencia.

Por ejemplo, si el problema es que no encuentras a esa pareja perfecta para ti. Aquí el aprendizaje podría ser uno de los siguientes:

  • Detectar alguna creencia inconsciente adquirida o heredada que pueda estar limitándote. Por ejemplo que las relaciones sólo traen problemas y es mejor evitarlas, que si tengo pareja, no podré prosperar en mi negocio… etc.
  • Aprender a amarte más a ti mism@. La falta de amor externo podría empezar por una falta de amor propio.
  • Saber quién eres TÚ y qué quieres en la vida, sin apego a un resultado o a una pareja para ser feliz. La propia necesidad genera escasez. No necesitas una pareja para ser tú, en todo caso la prefieres para compartir lo bueno de cada uno.

Paso 3 – Cambios; Escribe qué acciones vas a realizar o qué cambios vas a llevar a cabo… ¡y cúmplelo!. El cambio es esencial para que no se repitan experiencias similares. Ya lo decía Einstein: “No podemos resolver nuestros problemas con el mismo pensamiento que teníamos cuando lo creamos”.

Recuerda que incluso un problema aparentemente externo o relacionado con otra persona, es un problema dentro de ti, que ves reflejado o proyectado en esa situación o persona. Lo que más te molesta en el exterior, es lo que más rechazas de ti mismo, por repetición en esa u otra área de tu vida, o por oposición en exceso, por lo tanto llevarlo a un punto medio te ayudará a evitar la frustración.

Por ejemplo, al lado de una persona que abusa en algún sentido, existe normalmente una persona con un exceso de sumisión o dependencia, son las dos caras de un mismo conflicto que suele ser la falta de valoración. En este caso, la persona que abusa y la persona sumisa, se necesitan y se equilibran, no existiría el uno sin el otro. Cada opuesto puede aprender de la experiencia desde si mismo, de porqué necesito abusar o de porqué necesito ser dependiente de alguien. De esta manera cada persona puede enfrentarse a sus propios miedos o falta de valoración, para encontrar el equilibrio. Para resolver el conflicto de cada uno se requiere el cambio por su parte. Si por ejemplo, la persona dependiente decide alejarse de la persona que abusa, sin cambiar su condición de dependencia a algo externo, podrá encontrarse con un conflicto parecido en el futuro.

¡Recuerda siempre que tu cuerpo te habla y las emociones son parte de esa comunicación!

Bueno pues esto ha sido todo. Si te ha gustado el video no dejes de darme un like, compartirlo en tus redes sociales, si tienes alguna duda o sugerencia o si quieres comentarme un conflicto personal no dejes de escribirme un mail a info@xeniamartinez.com. Me encantará conocer tu historia.

Además, te invito a suscribirte para empezar ya tu auto-indagación y descubrir cómo puedes liberar esos conflictos emocionales que todos tenemos en nuestro subconsciente para poder sacarle un mayor partido a tu vida!

Xenia Martinez Broer es ingeniera industrial, blogger, coach emocional de alto impacto, madre de una hija de 21 meses y esta esperando su segundo bebe para febrero de 2018. Natural de Almería (España), ciudad donde ha crecido. De padre español y madre holandesa. Actualmente vive con su familia al sur de Holanda, concretamente en La Haya. Xenia ha tenido una intolerancia a la lactosa que ha sufrido con alto desgaste de energía constante y diario durante 38 años, para despues darle un giro de 180 grados. Un dia, la intolerancia desaparecio gracias a un desbloqueo emocional provocado de forma consciente, pudiendo sacarle un mayor rendimiento a su vida. En la actualidad, Xenia se dedica a acompañar a personas a eliminar esos conflictos emocionales que todos tenemos guardados desde temprana edad, permitiéndoles tanto sanar sus sintomas o enfermedades como potenciar al máximo el rendimiento en sus vidas libres de cargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *